Hay varias causas para el dolor en el talón, desde cambios en la forma del pie o la forma de pisar, exceso de peso, espolón calcáneo, un golpe, hasta enfermedades inflamatorias más graves como fascitis plantar, bursitis o gota.
El dolor debajo del talón se conoce como fascitis plantar. Esta es la causa más común de este tipo de dolor. Por lo general, desaparece sin tratamiento, pero en algunas ocasiones puede persistir y volverse crónico.

CAUSAS

Las causas comunes incluyen:

  • Fractura por estrés: Una lesión relacionada con el estrés repetitivo, ejercicios extenuantes, deportes o trabajo manual pesado. Los corredores son particularmente propensos a la fractura por estrés en los huesos metatarsianos del pie. También puede ser causada por esteoporosis.
  • Fascitis plantar o inflamación de la fascia plantar: La fascia plantar es un ligamento fuerte en forma de cuerda de arco que se extiende desde el calcáneo (hueso del talón) hasta la punta del pie. Este tipo de dolor a menudo ocurre debido a la forma del pie, por ejemplo, si los arcos son especialmente altos (pie cavo) o bajos (pie plano)
  • Bursitis del talón: Inflamación que se presenta en la parte posterior del talón, llamada bolsa porque es un saco fibroso lleno de líquido. Puede resultar cuando pisas de una manera anormal o caes con fuerza sobre tus talones o por la presión del calzado.​​​​​​​
  • Síndrome del túnel del tarso: El atrapamiento o compresión de un nervio grande en la parte trasera del pie. Este es un tipo de neuropatía por compresión que puede ocurrir en el tobillo o el pie.​​​​​​​
image-2354573-AAA-c9f0f.jpg

TRATAMIENTO

Te presentamos algunas opciones de tratamiento:
  • Los productos ortopédicos o de asistencia  actúan como paliativos del dolor como es el caso de las taloneras. También sirven para amortiguar o apoyar el arco durante  el proceso de prevención o curación. Entre ellas encontramos las medias para fascitis plantar.
  • Las Plantillas personalizadas; han demostrado ser muy útiles en el tratamiento de los síntomas de la fascitis plantar, un buen diagnóstico ayuda a identificar correctamente la sobrecarga y ayuda a liberar y distribuir la carga disminuyendo el dolor.
  • Los zapatos cómodos: los zapatos con una suela rígida, y un cómodo cuero superior, combinado con una plantilla ortopédica pueden ser muy útiles en el tratamiento.
  • La fisioterapia puede enseñar ejercicios para estirar la fascia plantar y el tendón de Aquiles y fortalecer los músculos de la parte inferior de la pierna, lo que resulta en una mejor estabilización del tobillo y el talón.
image-2355177-90-16790.png
En clínica DECAPIE, te presentamos estos productos que sirven para amortiguar o apoyar el arco durante  el proceso de prevención o curación de la fascitis plantar.
image-2340968-zzz-6512b.png
Medias para Fascitis Plantar
image-2354609-911-c20ad.png
Taloneras de gel

CONSEJOS DE PREVENCIÓN

En clínica DECAPIE – PIES SANOS, te indicamos algunas recomendaciones para evitar este tipo de patologías que producen dolor en el talón:

  • Visitar al podólogo periódicamente para realizar un estudio biomecánico y analizar si es necesaria la aplicación de algún tratamiento específico de compensación del peso en la pisada.​​​​​​​​​​​​​​
  • Utiliza un calzado adecuado, ni muy plano ni con un tacón excesivo y que sea flexible, adaptándose al movimiento natural del pie.
  • Incorpora una actividad física en tu rutina diaria.
  • Estirar los gemelos diariamente, con la rodilla totalmente extendida. Resulta muy eficaz, por ejemplo, ayudarse de un escalón y dejar que sea el peso del cuerpo el que haga el trabajo.​​​​​​​
Referencias:
Grear BJ. Disorders of tendons and fascia and adolescent and adult pes planus. In: Azar FM, Beaty JH, Canale ST, eds. Campbell's Operative Orthopaedics. 13th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 82.